Neko

Cita del momento:

"No se puede ir por ahí construyendo un mundo mejor para la gente. Sólo la gente puede construir un mundo mejor para la gente. Si no, es solamente una jaula."
-- Terry Pratchett, Brujas de Viaje.
Licencia de Creative Commons Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

viernes, 31 de julio de 2009

Dale al wok, baby!

Una de las cosas buenas de vivir en un pueblo (o pasar las "vacaciones" en él) es que puedes tener alimentos frescos de la huerta a diario. Si tienes huerto, claro.

Hoy, como teníamos un enorme calabacín ahí aburrido, y salmón recién comprado, me he puesto manos a la obra y he decidido obsequiar a mis padres con un rico menú japonés, que así de paso de damos vidilla al Wok nuevo. Y qué maravilla de invento chino, oigan.

Verduritas con tempura (calabacín, zanahoria, hojas de borraja) y sashimi de salmón, además de una rica ensalada de la tierra, con lechuga, tomate, y zanahoria de mi huerto, olivas negras del Bajo Aragón y un poco de surimi y huevo duro. Hemos acompañado todo con vinito del Campo de Borja, agüica de La Fuente de Cella, y pan de nueces.


La verdad es que no ha estado nada mal. Yo que pensaba que a mis padres eso del salmón crudo no les iba a gustar, y ¡no han dejado ni las migas!

Ya veis que disfrutar en la vida es tan fácil como hacer un menú sano y novedoso. No todo va a ser ver a gente comiendo cosas ricas en los documentales, ¡jaja!

jueves, 23 de julio de 2009

Bizarre Foods

Si hay algo que me apasione ver en la televisión, son lo documentales. De todo tipo: cultura, arte, historia, naturaleza, ciencia...de todo. Por eso en mis tardes de guardia en el bar, disfruto mucho con los canales del 60 pa'rriba del Digital Plus. XD

Últimamente, además de estar viciada a los programas de Cuatro "El último superviviente" y "Desafío extremo" (qué bueno es Jesús Calleja, por diorrr!), he descubierto en el Canal Viajar otro personaje peculiar: Andrew Zimmern, que protagoniza la serie de documentales "Bizarre foods".

Es increíble. tiene una pasión por la comida que te contagia; acaban dando ganas de probar hormigas rojas refritas con arroz de lo a gusto que se las come. ¡Jajajaja! Como dice en la web del programa, "es un viajero del mundo, chef y columnista, y un hombre con estómago de hierro". ^^

Tenéis que verlo.

A mí siempre me ha gustado probar platos típicos nuevos. Aunque me queda una parte de curiosidad insaciada con la comida especiada, como la indú, tailandesa y demás, porque el picante y yo no nos llevamos muy bien. Como bien dice Andrew, conocer la gastronomía de un país, es acercarse a sus gentes, y ayuda a comprenderlo mejor. Dejar de hacerlo es como si en Arte Japonés no hubiésemos dado la ceremonia del té, por ejemplo. Sería imperdonable. y eso que me quedé con ganas por hacer un repaso gastronómico. Hubiese sido muy intersante aprender cosas nuevas y apasionarme aún más por la comida nipona...

Total, que si os gusta la cocina exótica, visitar (aunque sea vía televisión) parajes nuevos, culturas nuevas, no dudéis en ver "Bizarre foods". ¡Y que aproveche!

viernes, 17 de julio de 2009

Equilibrio.


Qué curiosa es la vida, señoras y caballeros. Qué curiosa.

Un cambio drástico en la vida de una persona puede ser difícil de asimilar si no se medita con prudencia, si no se rumian los pensamientos una y otra vez. Pero al mismo tiempo, si uno se entretiene pensando demasiado, ese cambio se apoderará de toda la energía vital del rumiante de ideas, y lo llevará al borde de la desesperación. Por eso, como siempre digo, un equilibrio equilibrado es la clave del éxito.

La fidelidad a las ideas e ideales es muy importante, pero también lo es saber aprender de la sabiduría de los demás, analizar las enseñanzas, ver la parte de razón y de equivocación que contienen, y unirlo a nuestras propias ideas y pensamientos, para completar el aprendizaje diario que el camino de la vida nos brinda.

Es básico saber observar a nuestro alrededor. Observar atentamente tanto las acciones de los individuos, como a los individuos mismos.
Cómo se desenvuelven en el ambiente, cómo reaccionan ante situaciones inesperadas, cómo las resuelven o cómo se equivocan intentando arreglarlo. Pero junto a esa observación, esa vida contemplativa...Es muy necesario actuar. No podemos estar todo nuestro tiempo mirando vivir a los demás, hay que saber actuar llegado nuestro momento. Sin precipitarse, pero sin pecar de impaciencia. Siempre en el momento justo. Una vez más, equilibrio.

Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe:

EQUILIBRIO
  1. m. Estado en que se encuentra un cuerpo cuando las fuerzas que actúan sobre él se compensan y anulan mutuamente.

  2. Contrapeso, compensación, armonía entre cosas diversas.

  3. Estabilidad, situación de una cosa que, pese a no tener una base sólida, se mantiene sin caerse.

  4. Ecuanimidad, mesura, sensatez en los actos y juicios.

  5. pl. Actos de prudencia o astucia para sobrellevar una situación peligrosa, arriesgada o complicada.

Contar hasta diez, en una situación en la que realmente te encantaría sacar el hacha enana a pasear, es muy útil. O un pequeño truco que, al igual que Ally Mcbeal usamos algunas personas: imaginarnos a nosotras mismas, por ejemplo, seccionando la cabeza a un cliente toca pelotas en el trabajo. Eso desestresa que no veas. Y no hace daño a nadie. Al menos no fuera de nuestra imaginación. XDDD

Pero hay muchas otras situaciones en la vida en las que la correcta meditación, asimilación, y actuación frente a los problemas, puede hacerlos más llevaderos, e incluso solucionarlos.

Además, un justo toque de paciencia ayuda mucho. Paciencia y fe en que la buena suerte, la benevolencia del Destino también tiene tiempo a veces para hacernos una visita. Aunque pueda ser breve. Claro que también hay que tener en cuenta que la sombra de la Ley de Murphy planea constantemente sobre nosotros, pobres mortales... Por eso hay que saber trabajar para que la buena suerte nos sonría.

Tomarse la vida con una sonrisa es muy saludable. Como solía decir la maestra Tribularia del norte: "vivir con coloricos in your mind". Ver la vida en colores, vaya.

Porque "nunca es tarde si la dicha es buena", ya lo dice el refrán.

Y nunca la espera es larga si al final hay una buena recompensa.

No importan los días de soledad, de penurias... si luego hay un sólo minuto de felicidad plena.

Siempre es menos malo pasar una ventisca si se tiene esperanza en que, al final de la misma, los rayos del sol volverán a calentarnos.


Equilibrio. Ésa es la clave.

Por cada vez que te sea inevitable llorar, ríe otra a carcajadas.

Namiaurë!

viernes, 3 de julio de 2009

Tres dias después....