Neko

Cita del momento:

"No se puede ir por ahí construyendo un mundo mejor para la gente. Sólo la gente puede construir un mundo mejor para la gente. Si no, es solamente una jaula."
-- Terry Pratchett, Brujas de Viaje.
Licencia de Creative Commons Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

“Si hoy fuera perfecto, no necesitaríamos el mañana”

Hoy ha sido un día de esos en los que no debería haber tomado cafeína.

A parte claro de que me he tenido que beber el café sin a penas azúcar porque no quedaba, y quien me conoce sabe que bebo “azúcar con café”, y no al revés. Aunque no llego a los niveles de Tindo con el azúcar, XD

Hoy, cafeína a parte, he ido acelerada todo el día, y de bastante mal humor. Y sí, gran parte de la culpa la tiene esa sección de funcionarios de la universidad que se empeñan en marear al alumno. Pero por fin puedo decir que ya “parece” que lo de la reserva del Aula Magna para los VIII Encuentros con Tolkien se ha finalizado. Bueno, estoy a la espera de confirmación, pero bueno. Más adelante os hablaré de los Encuentros, que este año celebraremos los días 23, 24 y 25 de marzo en la Facultad de Filosofía y Letras. Huelga decir que estáis todos invitados...

El caso, que definitivamente he de decir que a mi mal humor han contribuido esas malditas sombras de las que alguna vez os he hablado, que andan acechando nuestro día a día a ver cuando pueden alcanzar nuestra cordura y saquearla.

Y es que pensar demasiado es malo. Pero igualmente es no pensar, y refugiarse siempre en el Carpe Diem.

Está bien que tu camino tenga arbustos que lo decoran, pero cuando te impiden avanzar, quizá sea hora de podarlos. Pero claro, sabes que te gustan demasiado, y que si los cortas, el camino perderá alicientes.

A veces en la vida, te encuentras en ciertas encrucijadas en las que no no sólo juega un papel importante lo que es mejor, si no también lo que uno quiere. Lo malo es cuando se quieren cosas que no se pueden tener. Entonces llega el momento, como bien decía el sabio Dumbledore, de “elegir entre lo que es fácil y lo que es correcto”. Pero, ¿qué es correcto? Anda que no se le puede sacar punta al término...

Y dentro de esas decisiones, ¿cómo podemos saber lo que es realmente mejor para uno mismo? ¿Cómo conseguir saberlo? Es imposible. Lo que ahora creemos correcto por ser lo mejor para uno mismo (y para otros), mañana podemos darnos cuenta de que estábamos equivocados. De ahí que en determinadas ocasiones entre en juego el Carpe Diem. Es entonces cuando dices: “bahh, voy a disfrutar ahora y que sea lo que Dios quiera...”. Pero, ¿hasta cuando? Porque el estancamiento es perjudicial, ¿no?

Show must go on, decían Queen; y lo que el bueno de Freddy decía, va a misa.

Show must go on. En una dirección o en otra, pero siempre avanti...

Y llegados a este punto, el círculo vicioso vuelve a empezar: ¿hacia dónde? ¿Hacia lo técnicamente correcto o hacia lo fácil?

Gñé. Tenía que haber ido a la exposición. Así parte de la decisión sería más fácil. O no.

“Anybody knows what I'm lookin' for...”

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Juer, vaya rayada que llevas....

Mira, creo que cuando ese estado de humor te invade lo mejor es evadirte con algo que te abstraiga del todo (buen libro, pelicula, partida con amigos o lo que sea) y despues, con mas perspectiva elegir una opción.

Pero lo mas importante es una vez elegido no darle mas vueltas sobre si has hecho bien o mal, has elegido y simplemente preocúpate en llevarlo a buen puerto y disfrutar por el camino (con arbustos o sin arbustos XD)


Ale un besazo elfita y no te compliques tanto, que la vida son cuatro dias¡¡¡¡¡¡¡



Snaga

Amandil dijo...

Pues te diría que lo más sencillo es ceñirte a la Ley Natural para según qué cosas. Tus mismos dilemas son los que se planteó, en su día y a lo bestia, la escolástica.

¿Cómo saber elegir?¿Qué es lo que más me conviene?¿Hago lo correcto?

Como aún no podemos ver el futuro, tendrás que fiarte de tu propio criterio, de tu intuición y de tus valores.

Y luego, como dice Snaga: una vez hayas elegido adéntrate en tu elección y si las cosas no van del todo bien coge el timón con las dos manos y a enfrentarte a la tormenta.

La vida es elegir.

Ganieda dijo...

Somos víctimas de nuestras elecciones, pero que sería de nuestra vida sin ellas? Tendríamos un camino predifinido desde el principio y aunque creo en el destino, creo en las pequeñas variaciones gracias a nuestras propias decisiones.

Supongo que sólo sabras si has hecho lo correcto una vez hayas muerto y tu vida completa pase ante tí. Mientras intenta vivir conforme a tus valores y sin hacer daño a los demás. Que sería de nuestra vida sin gritar de vez en cuando... MIERDAAAA, QUIEN ME MANDARÍA A MÍ......!!!! Si no te equivocases no aprenderías, si tu amigo no dudase no podrías aconsejarle, si tú amigo no se equivoase no podrías consolarle.

Como me dijo mi profe de Biología, "para atrás ni para coger impulso.

Animo!!!

Berúthiel dijo...

y yo te pregunto, como Gandalf:¿qué te dice tu corazón?

Sonia dijo...

Y yo te respondo, "Qué liada".

Seler, haz algo cuando estés muy segura, cuando sea la opción que sabes que tienes que tomar.

Para las penas, desahogarte y tal, ya sabes dónde estoy. Me alegro de haberme puesto al día antes, ¡espero más conversaciones como ésta en el futuro próximo!

.

Ardaleth dijo...

Después de tantos consejos sabios y sesudos, sólo quiero añadir un

¡SELER NO TE RAYEEEEEEES! XD

Si esperáramos a estar 100% seguros de las cosas antes de actuar no haríamos nada... y el estancamiento es realmente nefasto. Y más vale arrepentirse de algo que has hecho que de algo que no llegaste a hacer...

Miphil guapa!

Selerkála dijo...

"Frodo sigue vivo", eso me dice, Beru. XD

Sí, si tenéis todos razón. Y yo lo sé, pero hay días en los que una duda de todo. Y por mucho que intentes no preocuparte, si eres como yo, pues te preocupas. Lo llevo en los genes.
Pero hoy ya estoy mejor, de verdad.

Besucos a todos!

Sonia dijo...

Jajajajajajaja.

- Tía, estoy en una encrucijada.
- ¿Y qué te dice el corazón?
- Que Frodo sigue vivo.

Mañana se lo digo a mi madre, si no me entra la risa antes, porque a mis amigos y compañeros de clase ya les suelto bastantes tolkienadas.