Neko

Cita del momento:

"No se puede ir por ahí construyendo un mundo mejor para la gente. Sólo la gente puede construir un mundo mejor para la gente. Si no, es solamente una jaula."
-- Terry Pratchett, Brujas de Viaje.
Licencia de Creative Commons Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

jueves, 21 de febrero de 2008

SWEENEY TODD: "Never forget. Never forgive"


Es la una de la madrugada del jueves 21. Hace una media hora he llegado a casa. Esta noche una cuenta atrás de tensa y emocionante espera cinéfila ha llegado a su fin...


Desde “La Novia Cadáver”(versión original, claro), los fans de Tim Burton y Johnny Depp ansíabamos verlos juntos de nuevo. El 15 de febrero algunos afortunados pudieron asistir al estreno de su nuevo proyecto común; yo he tenido que esperar hasta esta noche para ver Sweeney Todd”.

Y ahora que me he puesto frente a la pantalla del ordenador para contarlo, con miles de adjetivos que venían brotando en las fuentes de mi mente, voy y me quedo muda. A medida que escribo estas líneas, resuenan en mis oídos las melodías de la película...Tan claras como si de verdad estuviesen en mi mente...¡Un momento! Ejem...Sí...Están en mis oídos, ejem, más que nada porque tengo la banda sonora puesta, jejejeje.


Primera frase de Johnny en la película: “No, There's no place like London”.

No, no, no, Johnny, te equivocas porque: “No hay lugar como en un cine contigo en pantalla.”


Una vez más Burton ha sacado el genio que lleva dentro. Ya en los créditos del principio, mientras sonaba la increíble música de Stephen Sondheim (autor del musical), y los gotarones de sangre van poblando Londres, podemos identificar los perpetuos símbolos de su filmografía, a saber: sus famosas espirales (observad ese momento remolino de sangre...), sus contrapicados, planos imposibles, barridos inesperados... Y cuando aparece ese barco, en el que casi esperas ver a Jack, pero no a Skellington si no a Sparrow, aparece Benjamin Barker, digo...Sweeney Todd, renacido de las cenizas que dejó tiempo atrás el Juez Alan-Turpin-Rickman y su vasallo Beadle Bamford , el odiado Peter Petegrew-Colagusano (dios, cuanto odio le he pillado a ese actor por obra y gracia de las pelis de H.Potter...).


Genial la escena introductoria de Helena Bonham-Carter, Mss. Lovett y esas crujientiiisimas empanadas, ainssss...A saber lo que comeremos en los Kebab y demás...


Y bueno, el desarrollo de la historia, muy curioso. A destacar, por penoso, el cansiiiino del quinceañero que se enamora de la hija de Todd, Johanna...Tooodo el rato con el “I'll steal you, Johannnaaaaaaaa” que dan ganas de decirle que se meta el te rescataré por un sitio oscuro...


Me encantaba en la B.S.O (mientras la escuchaba este fin de semana) el tema “My friends”, que le canta Todd a sus navajas de plata...Y he babeado cual enana ante la Piedra del Arca cuando lo he visto en el cine. Dios, ¡que voz! ¡Qué expresividad en la mirada! ¡Qué manera taaan sensual de pronunciar las “tes” como en ese waiting...Dios, dios, dios... Lo estoy oyendo ahora, y me derrito...Mah...Una pena que hayan doblado ese original cuando dice: “At least, my arm is complete again”...Mahhhhhhhhhh.....

Quién fuese navaja para que la mimasen y mirasen de esa manera, tan lasciva a veces...Cuando dije que me reencarnaría en micrófono de Ville Valo claramente no tenía ni idea de que a una navaja se la podría amar así. Quizá deba dividir mi reencarnación en dos objetos. Jiji!


Y bueno, bueno, bueno. Duelo de titanes en la escena Todd-Turpin. Qué lujo poder rodar eso.

Menudo dueto vocal se marcan Depp y Rickman con ese precioso tema “Pretty women”. (Otra vez esa increíble pronunciación de las “tes”..Me recuerda a la escena de “Piratas del Caribe: el cofre del hombre muerto” cuando Elisabeth besa a Sparrow, y él la llama “Pirate!!” ¡Por el kraken de Moria!Quién hubiese sido la Keira por un ratito...) Y el tema siguiente, “Epiphany”...Mahhh! Dan ganas de poner el cuello a tiro cuando dice eso de “...no one is in the chair, come on, come on!, Sweeney's waiting, I want you bleeders...” Brrrrr...Ronrronear es poco...Lo que hacía yo en el cine no se puede ni describir con una onomatopeya. Que se lo digan a los brazos de la pobre Anabel, que se los he repizcado varias veces de la emoción...Jajaja!

Y el momento playero...”Beetelchus” total. Falta el gusano gigante ondeando por la arena... Qué genial.


Qué talento, por Eru, qué talento. No sé si Depp logrará embolsarse el Oscar teniendo como rivales a George Clooney, Tommy Lee-Jones, y Daniel Day-Lewis, sabiendo lo enchufados que los tiene la crítica, pero para mí, Johnny es como si lo hubiese ganado ya cien veces. (Aunque si se lo lleva Viggo Mortensen, que también está nominado en la misma categoría, tampoco nos molestaría ;D) De momento, Depp se ha llevado el Globo de Oro a mejor actor. Y También el Globo de Oro a la mejor película a ido a parar a Sweeney Todd, que está nominada en los Oscar a Mejor Actor protagonista, Mejor dirección artística, Mejor diseño de vestuario...(y creo que eso era todo...).

Os recomiendo la película. Tanto a los que os gusta el Tim Burton de siempre, como a los que no soportáis los musicales. Yo misma no soy muy de musicales. Me quejo hasta en las clásicas pelis de Disney cuando se ponen a cantar (excepto en casos como el Hakunna Matatta y así...Que ahí disfrutamos todos...). Sin embargo, hecha la prueba (A Anabel tampoco le van los musicales, e incluso el inglés oído le cuesta pescarlo) con dos reacias a los musicales, éste, por lo original de la temática, por bien rodado, por el grandísimo talento de todo el reparto (excepto quizá la chirriante Johanna...), por la estética, los efectos, y sobre todo por la música, de verdad que vale la pena. Nos ha encantado a ambas. ¡Para repetir, vaya!

Yo ya estoy esperando a que salga en DVD. Mio, mi tesssssorooooo....!

Mientras...Creo que dejaré de comer empanadas por una temporadita...


Y quién me niegue que en esta imagen Depp no está clavadito a mi finlandés favorito, es que no tiene los globos oculares en su sitio...

"Ahí queda eso, barbero"


1 comentario:

Altáriel dijo...

¡¡¡ME ENCANTÓ!!!

Cuando salió lo del bañador casi me muero de la risa.

Aaaay, las canciones.

Y los jovencitos NO son estrangulables. No me entusiasman, no soy yo muy ñoña, pero déjalos mujer...