Neko

Cita del momento:

"No se puede ir por ahí construyendo un mundo mejor para la gente. Sólo la gente puede construir un mundo mejor para la gente. Si no, es solamente una jaula."
-- Terry Pratchett, Brujas de Viaje.
Licencia de Creative Commons Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

jueves, 14 de febrero de 2008

Feliz dia de San Valentin...Para algunos.


La razón de que me guste tanto esta fiesta de la que no he podido disfrutar nunca, probablemente sea por el "daño" que hicieron en mi de pequeña las comedias románticas, o las grandes historias de amor de las películas de aventuras, mi afición por Shakespeare y en especial por su "Romeo&Julieta"...
Pero también el hecho de que mi abuelo materno, al que no conocí en persona pero del que mis padres siempre me han contado muchas historias, cumpliese años en este día, y se llamase Valentín. Valentín, apodado "El Zorro"...Mi abuelo.

Este día, en el que tooodos lo escaparates están decorados con conrazoncitos, ya sean panaderias, joyerías, centros estéticos, peluquerías, zapaterías, ¡talleres mecánicos!, tiendas de ropa...TODO está invadido por el color rojo y el símbolo de Cupído. Las parejitas parecen más unidas con superglue que de costumbre, e invaden las calles por doquier demostrando en público lo mucho que se quieren, besuqueándose en los semáforos, en las paradas de bus, en el interior bus, en la cola del supermercado...

Este día de San Miabuelomaterno, siempre ha sido como una prueba de fuego de mi estado emocional. Algunos años me ha dado igual pasarlo sola, otros me hubiese gustado compartirlo con alguien...
Sin embargo, llevo 24 años conformándome con sucedáneos de San Valentín: voy de compras y me auto-regalo algo (este año ni siquiera eso), o le regalo un detallito a mi compañera de piso y ella me regala a mi otro tanto...Pero, como digo, son sucedáneos. Importantes, sí. Pero no es lo mismo.

San Valentín se ha frivolizado mucho, estoy de acuerdo. Las tiendas de regalos sacan mucha tajada estos días, pero al fin y al cabo, hemos de reconocer que a todos nos hace ilusión que esa persona especial nos dé un detallito este dia. Lo que no quiere decir que deba ser un anillo con un pedrusco ni nada parecido. Con una margarita pocha cojida de un parque, a mi me serviría. Porque lo que cuenta es el detalle de conmemorar en este día de San Valentín lo que se siente el resto del año. Es como el aniversario del amor...

Algunos creen que es una fiesta cristianizada del paganismo, ya que en la antigua Roma se realizaba la adoración al dios del amor, cuyo nombre griego era Eros y a quien los romanos llamaban Cupido. En esta celebración se pedían los favores del dios a través de regalos u ofrendas para conseguir así encontrar al enamorado ideal.


También, y hace muchos siglos, fue tradicional en Inglaterra la "fiesta de los valentinus", donde se elegían a hombres y a mujeres para que formaran pareja. Muchas de estas parejas se convertían en marido y mujer y conseguían la felicidad de pareja que se espera encontrar y consolidar el Día de San Valentín.


Otras fuentes centran el origen de la historia de San Valentín en la Roma del siglo III, época en la que el cristianismo era perseguido. En este periodo también se prohibía el matrimonio entre los soldados ya que se creía que los hombres solteros rendían más en el campo de batalla que los hombres casados porque no estaban emocionalmente ligados a sus familias.

Es en estas circunstancias cuando surge la figura de San Valentín, un sacerdote cristiano que ante tal injusticia decide casar a las parejas bajo el ritual cristiano a escondidas de los ojos romanos.

Valentín adquiere, por proteger a los enamorados y auspiciar bodas secretas, gran prestigio en toda la ciudad y es llamado por el emperador Claudio II para conocerle. El sacerdote aprovecha aquella visita para hacer propaganda de la religión cristiana y convencer al emperador para que siga los pasos de Jesús. Aunque en un principio Claudio II se sintió atraído por aquella religión que los mismos romanos perseguían, los soldados y el propio Gobernador de Roma le obligaron a desistir y organizaron una campaña en contra de Valentín. El emperador romano cambió de opinión y ordenó al gobernador de Roma que procesara al sacerdote.

La misión de condenar al sacerdote la tuvo que llevar acabo el lugarteniente, Asterius. Éste, cuando estuvo delante del sacerdote, se burló de la religión cristiana y quiso poner a prueba a Valentín. Le preguntó si sería capaz de devolver la vista a una de sus hijas que era ciega de nacimiento. El sacerdote aceptó y en nombre del Señor obró el milagro. El lugarteniente y toda su familia se convirtieron al cristianismo pero no pudieron librar a Valentín de su martirio. San Valentín fue ejecutado un 14 de febrero.

Sea como sea, yo nunca he tenido un San Valentín. Este año sigo sin tenerlo, sigo sin tener un "te quiero" que me digan y un "te quiero" que poder decir...
Este año sigo celebrando este día con una cena de solteras, lo cual va a ser divertido porque la compañía será muy buena, pero en el fondo, se que nos encantaría que no fuese así, que hubiésemos podido compartir esta noche con esa persona que ocupa nuestros sueños por la noche...




Toootal, que Feliz San Valentin a todos aquellos que tenéis el placer y la dicha de compartirlo con la persona que amáis, y especialmente, Feliz Dia a todos aquellos que como yo, os coméis los mocos otro año más.

Algún día, creedme, algún día seremos nosotros los que vayamos dando envidia por la calle besándonos bajo cada farola, uhahahahahahahaha!

5 comentarios:

Ardaleth dijo...

Ídem por aquí, ya lo sabes ;)

En fin, hagamos como hacen en Venezuela y celebremos los solteros el Día de la Amistad: un día para salir con los que siempre están allí y engancharse un buen pedal jajaja

Miphil!

Findûriel dijo...

Bueno, tampoco podemos celebrar el día del Veterano, o del Jubilado, o el día de Niño, jeje... pero algún día podremos decirle al mundo 'que te den' y desaparecer hundidas en los brazos de un buen maromazo cualquier día que nos venga en gana.
Besos tiernuscos, que yo os quiero, que conste.
Findûriel

Nienna dijo...

Jo,pues a mí me da más envidia lo de la cena de solteras....
Atención...¡¡vendo marido!!

Altáriel dijo...

Tú no te preocupes mujer. Como si sólo se pudiera disfrutar de la vida (y de San Valentín) en pareja...

Tú haz como Pip, que celebra el Día del Orgullo Single, o como un amigo mío, que para él el día importante es el día 15 de febrero... San Ballantines xDDDDDD.

Tía, agrégame al msn o algo (heri_Altariel@hotmail.com), y hablamos.

Muak!!

Selerkála dijo...

Jejeje!
Una buena cena en buena compañía, buenas conversaciones, unas buenas Judas remojando los gaznates (y achispando al personal...Hay que ver. No sé que llevan esas malditas cervezas que están tan ricas y que embriagan los sentidos con tanta rapidez...);
Conclusión: Una buena noche de solteras.
Gracias chicas!

Nienna: no vendas a Magneto, mujer. Que es un sol! No lo dejes escapar, jeje!

Y a vosotras, Findûriel y Altáriel: ya os vale;p Me habéis convencido: IRÉ A LA MERETH DEL BOSQUE NEGRO!!