Neko

Cita del momento:

"No se puede ir por ahí construyendo un mundo mejor para la gente. Sólo la gente puede construir un mundo mejor para la gente. Si no, es solamente una jaula."
-- Terry Pratchett, Brujas de Viaje.
Licencia de Creative Commons Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

lunes, 9 de abril de 2007

"Cuando los tambores hablan, las leyes callan"


Este mes ha sido intenso. El los previos de Semana Santa ya se veía venir...Tambores, timbales, Bombos, cornetas...Que buenos momentos hemos pasado.
Un año más, la Hermandad de la Piedad ha salido airosa. Y eso que las inclemencias de este tiempo de locos casi quiso arrebatarnos el sonido de nuestros instrumentos encerrándonos en casa...Pero a veces la afición puede más que la lluvia, y si uno se tiene que mojar, pues adelante.

Los viajes, como comenté anteriormente en otro post, han ido en la linea de otros años. Lo "intenso" llegó ya con el Domingo de Ramos y la primera actuación en el pueblo. Una vez dado el pistoletazo de salida, no ha habido pausa...

Quien no ha tocado nunca el tambor será difícil que imagine lo que esto significa...No me refiero simplemente a aporrear un instrumento. Vivir la Semana Santa es mucho más que eso, o que asistir a procesiones y otros actos más tradicionales...Formar parte de una cofradía, (y aquí hablo por experiencia propia y refiriéndome a la que yo pertenezco) es una experiencia sólo explicable si se vive de cerca. Algo así como la historia de El Señor de los Anillos, en serio, XD.
La amistad, la camaradería, el apoyo común, e incluso la valentía a veces, están a flor de piel. Se hace una "piña" entre los componentes, pasas días enteros viajando con ellos, riendo, tocando el tambor, brindando, cantando....La imagen seria de la Semana Santa es lo que todos ven; lo bien que nos lo pasamos todos juntos...Eso hay que vivirlo.
Me tienen que pasar más fotos, pero que esto sirva como una especie de crónica...Las imágenes ya llegarán.


Pues bien, el Domingo de Ramos, primera procesión, y comida de Hermandad, en la que recordamos viejos tiempos...Un 10 para Alberto con su vídeo de nuestras andanzas del año pasado...¡Olé!


Gloria y yo: foto "trucada" por Javi

Y el Martes Santo, primera emoción devocional: ver salir la imagen de La Piedad, (aunque haya algún agnóstico, o ateo en mi cofradía) nos emociona a todos; es "nuestra Piedad", y pone los pelos de punta verla salir iluminada para que la acompañemos con nuestros toques por las calles de Cella...


La imagen de La Piedad de Cella.

(Ahora una de agradecimientos y tradiciones:)
El Jueves Santo, vuelta a las andadas. Cena de Hermandad tradicional ya en mi bar, chupitos también tradicionales desde el año pasado(hay que agradecerle la receta a Javi; ese malibú_manzana_piña que engancha...), y tras la cena, la Rompida de la Hora. Sangre en los nudillos, dolor de huesecillos, pastas y mistela, y toques, muuuchos toques. Desde aquí agradecemos la fiel presencia de la cofradía de Amigos del tambor y el bombo de Albarracín, la cual siempre nos acompaña en este acto... y bueno, como también viene siendo tradición, MariTere en la Cultura nos prepara la rica rica "agua de Valencia"( que hay que agradecer a los miembros del Jaleo tanto la receta como su mano de obra: MiguelÁngel, PedroMiguel y JoseTomás) Y después, una buena juerga de las nuestras...Ains...

El Viernes Santo la juerga de por la noche nos pasó factura a muchos. Yo, personalmente, por primera vez en mis diez años de cofrade, me perdí la Rompida de la Hora en Albarracín...La mañana se me había puesto demasiado hacia arriba como para levantarme de la cama...Uf!
Por la tarde, Procesión en Cella, que por la lluvia tardó en poder realizarse, pero salió finalmente.
Y por la noche, cenita de Hermandad, pero en plan tranquilo, que había que dar tiempo al cuerpo para recuperarse...

El Sábado Santo, la nieve dichosa no nos impidió preparar los actos del Domingo, con engendro de nieve incluído, pero si nos dejó sin poder viajar a Alustante para hacer una exhibición en aquel pueblo serrano que tan bien nos trata siempre.
Pero mientras arrimábamos el hombro preparando todo, nos quedó tiempo para las risas, las batallas de bolas de nieve, y jugar a ser el Doctor Frankestein:


Algunos miembros de la cofradía:Alba, María D., Raquel, Gloria, Irene, Sole?, Alberto, engendrodenieve, Paja, Luis y Raúl.

Lo que empezó siendo un intento de reproducir la imagen de La Piedad, pasó a ser totem, más tarde el Cristo de la Pasión, y luego, un portador de Ramo de un solo brazo, que se acabó convirtiendo en todo eso mezclado, y con unas gafas de esquiador y paraguas popero...Todo un show, jajajaja!

Bueno, por la noche, procesión de la Gloria por la resurrección, amenazada por la lluvia, pero realizada. Y después...botellón privado de la cofradía con el famoso y secreto Ponche de Luis (mano de santo...jajaja), nuestras canciones tipo Paquito el chocolatero, y después, a echar cuatro bailes a la Cultura, unos cuantos varios chupitos....Y a parar a la Cañamera y la disco móvil del percebe (no preguntéis). Allí, quien más y quien menos llevaba un buen capazo, pero era normal...El agua de los floreros ya estaba temblando, juaz.
Acabó la noche, el amanecer asomaba, y fuimos a parar a la peña a rapiñar dos tristes latas de mejillones y atún y unas tostaditas de bolsa que nos sentaron como el maná mismo, (eh, Chorche!!??) antes de irnos a dormitar una rato. La mañana dominguera exigía de los últimos preparativos para la Exaltación de la tarde.

Domingo de Resurrección, XV Exaltación del Tambor, Bombo y Corneta de Cella.
La última actuación de la S.Sta...Sniff!!
Llegadas las cofradías de Teruel (3), Ariño, Albarracín, y Orihuela, nos dispusimos a comenzar. He de decir que este año, aunque eramos sólo siete, fue una tarde intensa. Magníficos los toques de todos ellos, (unos mejor que otros...) a destacar sobre todo la sección infantil de La Oración del Huerto de Teruel. ¡Madre mia! Increíbles...
Y como no, a nosotros, pobres tonticos, después del solazo que había reinado toda la tarde, a lo que salíamos a actuar, se comenzó a nublar el cielo, y nos pilló hacia el final un aguacero de no te menees...Pero allí estaban los porches del Ayuntamiento, para aguantar una improvisada mini rompida de todas las cofradias asistentes...Si es que no nos para ni el mal tiempo...Y si no que se lo pregunten a Lelldorian cuando nos invitó a acudir a EFEYL hace unos años...Ahí, tocando los tambores hasta bajo el granizo...Pa habernos quedao en el sitio con cualquier relámpago...

Y bueno, para no perder sanas costumbres, tras la actuación, todos a merendar en el vino español, y luego a recoger...
No estábamos todos los que éramos; y se echó de menos alguna que otra presencia...Pero los estragos de la fiesta es lo que tienen...
Por la noche no quedaba fuerzas para mucho, así que en compañía de la pandilla, fuimos a estrenar la bodega de Jorge, y a recordar con Paco Martinez Soria que como en el pueblo no se está en ningún lado (verdad Rakelica?ains...que pareja de sensiblonas estamos hechas, jaja!).

Y eso ha sido todo...
Una intensa Semana Santa, que ha dejado muy buenos recuerdos, en general.
He vivido cosas que ni me hubiese imaginado, he reído mucho, me he emocionado, he pegado algún grito que otro (selerfuhrer...si...), he secado lágrimas, he provocado sonrisas...En definitiva, he compartido mi vida con mis amigos. ¿Hay algo más gratificante que eso?


Dice el poeta José Roberto Suárez (1902-1964)

"Tambor,
cuando tú suenas
hierve la sangre en las venas
y es la fiesta de colores
de los ruidos... del olvido... y los amores!
Y no hay espíritu abatido
que al sentir tu emotiva vibración
no sienta la conmoción
de tu isócrona cadencia
la que arrastra a la demencia
de ardiente frenesí
que hoy baila dentro de mí.

Cuando se escucha el compás
de tu ritmo enervador,
no es posible tener paz,
y eres tú tan tentador
que toda mi alma se inflama
por esa incandescente llama,
la que hace que su explosión
desborde mi corazón
cuando tú dices...
Tan-
Tan-"



2 comentarios:

Anónimo dijo...

ccnb bmnbn,m

Selerkála, dijo...

Ángela, el comentario este tipo extraterrestre te ha quedado divino....jajaja!